Los niños también habitan la casa.

A menudo se piensa que con la llegada de un nuevo miembro a la familia basta con decorar una habitación para el bebé y nada más.

Y nos olvidamos del resto de la casa.

Ellos también vivirán en la casa. Estarán en el salón, en la cocina, en todas las estancias.

Sus necesidades irán cambiando a medida que crecen.

Y es necesario que la casa evolucione con ellos.

En muchas ocasiones saturamos el espacio de muebles haciendo que desplazarnos de un lado a otro sea una carrera de obstáculos, casi no tenemos espacio para pasar.

Si es difícil para nosotros, imaginad para un bebé que gatea, que se tambalea, que se tropieza fácilmente cuando está aprendiendo a caminar, y que se cae innumerables veces.

Tener un espacio constreñido solo te llevará a estar en tensión constante de si se caerá y se dará con esa o aquella esquina. Para ellos será mucho más fácil y desde luego para ti también.

Hazle partícipe.

La mejor forma de que su juego diario no suponga un “desorden” en casa es teniéndolos en cuenta.

¿Qué cambios podemos hacer para adaptar nuestra casa a los pequeños?

Hoy hablaré del salón por ser el espacio donde más tiempo suele pasar la familia. El salón a menudo se considera para los “mayores” donde ya existe un mobiliario y diseño preestablecido y cuesta plantearse modificarlo para adaparlo a los más pequeños.

Sin embargo al ser el lugar donde más tiempo pasa la familia es de vital importancia que se hagan pequeños cambios.

Aquí te traigo unas recomendaciones sencillas pero indispensables para que tu salón esté en armonía con tus necesidades y de tus hijos.

  • Simplifica . Limpia el espacio de muebles que no uses y que impidan un recorrido fluido.
  • Adecúa estantes a su altura para ellos. Podrán jugar en ellos, dejar sus tesoros e incluso les servirá de apoyo para aprender a levantarse y posteriormente a andar.
  • Cajas decorativas que sirvan de almacenaje de juguetes. Al final de la jornada de juegos podemos guardarlo todo en la caja y colocarla en su lugar de decoración. No parecerá que hace unos momentos aquello era un campo de batalla.
  • Acondiciona un espacio experimental donde el niño tenga libertad de coger juguetes o elementos seguros y usarlos de diferentes formas (juego libre).
  • Esconde lo que no puede tocar. Siempre hay cosas que por seguridad el niño no puede coger. En vez de andar diciéndole “¡NO!” a cada momento, escóndelo, tápalo y evitarás frustraciones.

Ellos no son los que tienen que adaptarse a una casa llena de recovecos y limitaciones. Nosotros tenemos que hacer de la casa un espacio accesible para ellos.

Adapta la decoración de tu casa. Ganaréis todos. Los niños se sentirán mejor al poder usar y sentirse parte de la casa. Y vosotros estaréis más tranquilos porque el espacio estará acondicionado para ellos.

Si tienes dudas sobre qué puedes hacer en tu salón para adaptarlo no dudes en escribirme y podemos ver tu caso en particular. ♥️

Yo estaré encantada de poder ayudarte.

Si te ha parecido útil este post compártelo con otras familias. Y no olvides suscribirte a la Newsletter para recibir nuevo contenido. ♥️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s