#Mi2019Bloguero

2019. Madre mía, ¡qué año!

El año en el que me convertí en madre. El año en el que llegaste y la maternidad me sacudió bien fuerte.

Nunca hubo tanta razón en una frase como la tiene “la maternidad te cambia la vida”.

Llegaste tu y llegaron los miedos. Miedos por ese bebé tan indefenso, por ti, por los estragos del posparto. Ay, el posparto. Ese gran desconocido que se disfraza de cuarentena pero en realidad te acompaña varios meses más en los que empiezas a ser consciente de que tu cuerpo nunca jamás volverá a ser el mismo. Sientes como cada parte de tu cuerpo se reconstruye del trabajo más duro y maravilloso que es crear vida.

El 2019 ha sido un año de revolución para mi, una revolución que me desbordaba y que tenía que sacar de alguna manera y de ahí surgió este blog.

Nació hace apenas unos meses como espacio para compartir la maternidad. Reivindicar que la maternidad es nuestra, no de quien la juzga, hablar de lactancia materna, de organización de espacios, de movimiento libre y juego libre.

Estos son algunos temas y puntos de vista que he compartido:

  • Aprendí a agradecer infinitamente cada “imperfección” de mi cuerpo. Sentí la fuerza de nuestra naturaleza, la fuerza de la mujer, de parir. Es algo bestialmente maravilloso donde sale nuestro lado más animal y donde me sentí PODEROSA. Poderosa de crear vida. Post: Juzgas tu cuerpo
  • Sentí la soledad de la maternidad. La soledad en el posparto, la falta de tribu y el exceso de juicios ajenos hacía la manera de criar. Y aprendí que la maternidad acompañada, compartida y contada era mucho más llevadera. Post: Juntas somos mejor
  • El post más visitado fue 7 tips para superar los 6 meses de lactancia materna exclusiva. Conseguí establecer una lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y estamos a punto de cumplir el año de lactancia materna. ¡Estoy super orgullosa de esto! Porque la lactancia materna es muy dura, es entregar tu cuerpo el 100% de tu tiempo. Es agotador pero a la vez es tan bonito, tan natural y crea un vínculo tan especial que todo lo vivido merece la pena.
  • Vivo lo que es entregarse en cuerpo y alma a alguien. Antes de la maternidad vives por y para ti, una vez que te conviertes en mamá pasas a un segundo plano. Me está costando volver a tener tiempo para mi. Esto va directo a uno de los propósitos del 2020. Post: No me siento suficiente
  • Sufrí las consecuencias de la inexistencia de conciliación laboral en la maternidad. La supuesta medida de conciliación que disponemos en España ahora mismo llamada “reducción de jornada” pasa a ser una medida en la que te arrinconan y aprovechan a la primera de cambio para prescindir de ti. Esto fue muy duro. Sientes o te hacen sentir que no eres suficiente, que no puedes ser madre y ser profesional a la vez. Se castiga mucho la maternidad. Necesitamos nuevas medidas a nivel nacional que de verdad nos permitan formar parte del sistema. Post: La maternidad inesperada

Balance del primer contacto con el blogging

Sinceramente pensaba que sería capaz de publicar más a menudo, de mantener la constancia. Esa parte esencial del blogging que se repite una y otra vez “hay que ser constante en el blog”. Pues como buena novata, he caído.

Como propósito intentaré trabajar la constancia. Aunque un terremoto a punto de cumplir un año y que anda desde hace dos meses me lo pone realmente complicado.

Tampoco quiero escribir por escribir para llegar a cumplir esa constancia. Prefiero que los posts sean de calidad aunque no sean una vez a la semana, quizás uno cada dos semanas.


Y mis recomendaciones de gente chachi, de bloggers que comparten contenido de calidad y que lo molan todo son:

Zora Groothuis – Conciliando por la vida

Admiro su capacidad de constancia y me encanta su contenido.

La lactancia materna es un tema que me apasiona y ella sabe mucho de esto. Visibilizar para normalizar la lactancia materna es una tarea necesaria en un mundo donde lo antinatural es lo que manda y las que amamantamos somos minoría.

Mamá extraterrestre

Menudo descubrimiento este… Descubrí a Priscila por Instagram y en seguida me enamoró su libro “Piezas sueltas, el juego infinito de crear” y no pude resistirme a comprarlo y a empaparme del juego libre.

Me ha inspirado muchísimo, tanto que estoy con ideas de comenzar un proyecto personal relacionado con esto. Seguramente en breve escribiré sobre el tema.

Poulain Cocó

Por su forma de compartir la maternidad, por ese toque de humor que solo ella sabe poner.

Por su salto al podcasting con “Un Papá como Vader” de Carlos Escudero que merece muy mucho la pena escucharlos juntos en la que las risas están aseguradas.


A este 2020 solo le pido poder seguir conociendo a gente maravillosa, a madres y padres que nos une esta locura de (ma-pa)ternidad en la que estamos aprendiendo continuamente a abrazar el caos.

Gracias a Madresfera por crear esta maravillosa comunidad en la que apoyarnos y acompañarnos.